Documento del mes

PRESENTACIÓN


Los archivos son los depositarios de la memoria de los pueblos, por lo tanto la divulgación de sus fondos contribuye a la recuperación de la misma. Por ello el Archivo Municipal de Plasencia pretende acercar a los ciudadanos el patrimonio documental placentino a través de pequeñas muestras mensuales de documentos municipales, testimonios de nuestro pasado que nos irán ilustrando sobre aspectos inéditos o menos conocidos de nuestra historia.


DOCUMENTO DEL MES. FEBRERO 2021.


Memorial de Ángel Barra y otros firmantes, solicitando al Ayuntamiento licencia para representar varias comedias a beneficio del Hospital de la Merced.


Plasencia, 1800, mayo, 16.


Archivo Municipal de Plasencia



 


TRANSCRIPCIÓN


“Ilmo. Señor.


Señor.


Los aficionados vecinos de esta Ciudad que firman este, con la veneración devida a Vuestra Señoría Ilustrísima Dicen: que considerando los cortos medios que tiene el Santo ospital para socorrer los Pobres necesitados, an acordado el medio de representar tres, o quatro Comedias en el Patio de dicha Ciudad, siendo todo lo que produzcan de Principal para el Santo ospital, sin mas interés que de quenta del Santo ospital se paguen los gastos que sean necesarios para el adorno del teatro; por lo que.


Suplican a Vuestra Señoría Ilustrísima les conzeda Lizencia, entregando la llave para disponer lo necesario para su egecución que será para la semana de Santiago, y Santa Ana, favor que esperan de la notoria bondad de Vuestra Señoría Ilustrísima, cuya vida guarde Dios muchos años, Plasencia 16 de Mayo de 1800.  A.L.P. de Vuestra Señoría Ilustrísima.


Angel Barra      Josef Maria Rodriguez    Francisco Blanco


Manuel Herrero    Mariano  Lamarca      Miguel Mena


Fulgencio Paniagua       Manuel Pérez  


Francisco León


En el Ayuntamiento hordinario que se celebró por esta Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Plasencia el dia veinte y tres de mayo de mil ochocientos al que asistieron los señores  Justicia Caballeros Regidores , Diputados de Abastos y Procurador Síndico Personero que constan del Libro Capitular de sus acuerdos, se presento el memorial precedente y la Ciudad en su vista, habiendo conferenciado con anuencia del Señor Corregidor, acordó de conformidad el que quedando a beneficio del Hospital de Nuestra Señora de la Merced de su Patronato doscientos reales vellón, concede la licencia que se solicita, de cuyo aquerdo yo el escrivano doy fee, y lo firme =


                                                            Antonio Moreno Azevedo”


                                                                        (rúbrica)


NOTA INFORMATIVA


En este duro mes de febrero del año 2021 que nos ha tocado vivir, el documento a exponer será el memorial de Ángel Barra y otros firmantes, que solicitan al Ayuntamiento la licencia conveniente para la representación de varias comedias a beneficio del Hospital de la Merced. Por ello será oportuno realizar una breve memoria de este sanatorio, también denominado Hospital de las Llagas, en referencia a la curación de enfermedades pudendas, como la sífilis. Estaba situado en la calle de la Merced, a la salida de la Puerta de Talavera, donde actualmente se ubica un aparcamiento. Fue fundado entre los años 1332 y 1336 por D. Juan Simón, chantre de la catedral, y D. Juan Martín, Tesorero, que en el año 1333 ya era arcediano de Trujillo y Medellín. A diferencia del Hospital de Santa María, estaba bajo la protección de la Justicia y Regidores de la Ciudad y dirigido por la Cofradía de la Merced, fundada para este fin.


Su apogeo comienza a finales del siglo XV, como evidencia el testamento del deán Diego de Jerez, que dono 1.000 maravedíes anuales a este hospital siempre que se tuvieran en cuenta una serie de consideraciones y recomendaciones sobre la marcha de la institución.


Pero es a partir del año 1519, gracias a las donaciones testamentarias del Licenciado Pedro de Cepeda y su mujer Rodríguez de Yanguas, cuando se puede hablar de una refundación del Hospital de la Merced, ya que acometen la reforma y ampliación de lo que era hasta entonces un edificio lamentable y pequeño.


En Plasencia había varios hospitales aunque dos eran de patronazgo municipal: el Hospital de la Cruz o de San Roque, situado en la Puerta del sol, y el Hospital de la Merced. Este último era más importante y atendía un mayor número de enfermos, por lo que el Ayuntamiento reguló, mediante unas ordenanzas en 1704, la admisión de enfermos pobres y la atención de éstos por los distintos empleados del mismo.


La nueva articulación territorial de Extremadura mediante su transformación en dos provincias en 1833, la aparición de las Diputaciones Provinciales con su Beneficencia Provincial, y finalmente la influencia determinante de la Desamortización de los Bienes Comunes y de Propios de mediados del siglo XIX sobre los bienes municipales, pusieron fin a este hospital de patronazgo municipal.


Después de extinguirse como hospital, a este inmueble se le dieron diversos usos, entre ellos fue Cuartel de la Guardia Civil, Cocina Económica (de caridad), Juzgado, Escuelas Nacionales, Almacenes del Ayuntamiento y por último su parte baja se ha convertido en un parking, y la parte alta a diversos usos. Del antiguo edificio hoy solo se puede ver una parte de lo que fue la iglesia del hospital


En cuanto al Corral de Comedias de este Hospital, decir que se construyó en el siglo XVII. En él se representaban las actuaciones teatrales a las que tan aficionados eran los placentinos. Los corrales de comedia fueron un modelo de recintos para la representación teatral que surgen en el siglo XVI, se desarrollan principalmente en el siglo XVII, perviviendo en el XVIII (y residualmente dos siglos más). Venían a ser grandes patios interiores de edificios vecinales, hospitales, posadas, etc. La creación de estos corrales de comedia, se debe en gran medida al motivo de generar ingresos a favor de la beneficencia pública, aprovechando la afición al teatro de los ciudadanos.