Documento del mes

PRESENTACIÓN


Los archivos son los depositarios de la memoria de los pueblos, por lo tanto la divulgación de sus fondos contribuye a la recuperación de la misma. Por ello el Archivo Municipal de Plasencia pretende acercar a los ciudadanos el patrimonio documental placentino a través de pequeñas muestras mensuales de documentos municipales, testimonios de nuestro pasado que nos irán ilustrando sobre aspectos inéditos o menos conocidos de nuestra historia.


DOCUMENTO DEL MES. DICIEMBRE 2018.


 


LIBRO DE ACTAS MUNICIPALES DESDE 20 DE NOVIEMBRE DE 1930 AL 17 DE JUNIO DE 1931.


Sesión celebrada por el Ayuntamiento Provisional los días 14 y 15 de abril de 1931. Folio 16 v. – 18 r.



 


Transcripción:


Acta de la Sesión celebrada por el Ayuntamiento Provisional los días 14 y 15 de abril de 1931.


Folio 16 v. – 17 r. y v. – 18 r.


“En el salón de sesiones de las Casas Consistoriales de esta Ciudad siendo las veinte del día catorce de abril de mil novecientos treinta y uno donde se encontraba el Sr. Alcalde D. Ulpiano Muñoz, se presentaron acompañados de imponente, respetuoso y ordenado público, los Sres. D. Modesto Durán, D. Alfredo Batuecas, D. Consuelo Alonso, D. Julio Terroso, D. Cesáreo Durán, D. Pedro Rabazo, D. Eugenio Calzada, D. Ángel Fernández Valer, D. Julio Durán, D. Eulalio Canelo y D. Antonio Girón, Concejales de la Agrupación Republicana Socialista que habían sido elegidos en las elecciones municipales celebradas el día doce del actual y que constituyen mayoría absoluta manifestando que siendo pública la proclamación de la República en España y accediendo a los reiterados deseos del vecindario que así de ellos lo reclamaba, venían a posesionarse provisionalmente del Ayuntamiento.


Enterado el Sr. Alcalde y sin trabas ni impedimento de clase alguna entregó el bastón de mando a D. Modesto Durán Jiménez por ser el Sr. Concejal que mayor número de votos había obtenido, este Sr. en elocuentes y sentidas frases al posesionarse provisionalmente de la Alcaldía dio las mas expresivas gracias a todos los que habían contribuido al éxito inmenso del nuevo cambio de régimen, expuso a sus buenos propósitos para lo que reclamaba el auxilio de sus dignos compañeros y al saludar al pueblo y aunque creía de este su noble y leal comportamiento les interesó el mayor orden y compostura en honor al buen nombre de Plasencia.


Constituido provisionalmente este Ayuntamiento y proclamada con entusiasmo la República en Plasencia se colocó en el balcón la correspondiente bandera, ordenando se retirara del salón el retrato del Monarca destronado y la Imagen del Sagrado Corazón de Jesús que se pondrá a disposición del Sr. Vicario de la diócesis y se suspendió este acto para reunirse nuevamente a las once de la noche.


Reanudada a dicha hora la Sesión con los Sres. Concejales de la Agrupación Socialista que constan en este acto, por unanimidad se dispuso declarar día festivo el de mañana en la localidad creyendo así interpretar fielmente los deseos del vecindario, para lo que se publicará bando invitando al cierre de establecimientos desde hora prudencial, se pase atento oficio al Sr. Teniente Coronel Jefe del Batallón Gomera – Hierro rogando de un concierto con dicho motivo en la Plaza Mayor la Banda Militar y se pase oficio a los Sres. Concejales Monárquicos invitándoles a que provisionalmente se posesionen en el día de mañana a las once puesto que los deseos son de que las minorías tenga intervención y fiscalicen todo lo que se haga.


Últimamente teniendo noticias el Ayuntamiento provisional que para el día diez y siete del actual están anunciadas oposiciones para dos plazas de Auxiliares de Secretaría y que en dicho Tribunal figura un Sr. Concejal que había cesado en el desempeño de su cargo, así como su suplente, quedando por tanto incompleto dicho Tribunal  y por las actuales circunstancias no era oportuno haber nuevos nombramientos, por unanimidad se dispuso suspender dicha oposición que queda aplazada para cuando mayor se crea oportuno, avisándose por oficio a los opositores para no causarles perjuicios con la advertencia de que cuando se fije nueva fecha se les notificará con la antelación necesaria.


En este estado se suspendió la sesión para continuarla en el día de mañana y hora de las once.


Reanudada la Sesión el día quince y hora de las once con la asistencia de los Sres. de la Agrupación Republicana Socialista que constan en la Sesión de ayer y los Sres. Concejales D. Ulpiano Muñoz, D. Pedro Sánchez Ocaña, D. Juan Sánchez Ocaña Silva y D. Felipe López estos quedaron posesionados provisionalmente en sus cargos.


Seguidamente el Sr. Alcalde saludó a todos, reiteró los propósitos que le animaban, se puso a disposición de todos para oír toda clase de reclamaciones que en forma se le dirijan que serán resueltas con toda equidad y justicia, explicó lo que es y se puede esperar de la República y recomendó a todos paz y orden terminando sus patrióticas manifestaciones con un Viva a la República Española.


El Sr. Muñoz Simón expreso su satisfacción no solo por la noble aptitud del pueblo con el nuevo régimen sino también por la buena disposición de todos sus dignos compañeros.


El Sr. Batuecas en breves y razonadas frases expuso que laborando todos los elegidos no solo hay fiscalización necesaria y que él celebra sino que también es solución mas democrática.


El Sr. Sánchez–Ocaña Acedo–Rico dio entusiasta enhorabuena el Sr. Alcalde y amigo al que ofreció cuanto pueda en favor del pueblo, sin política y como Placentino ante todo, contestándole el Sr. Alcalde que lo agradece pero a su juicio hay que prescindir de personalidades.


El Sr. López García manifestó que no era orador y dio lectura a un escrito que dice así Srs saludo a la recién nacida República, el pueblo Placentino y a España. Miro con simpatía, con cariño y como hombre honrado la nueva República y la deseo grandes prosperidades. No aceptaría el cargo de Concejal si Uds. vieran en mi algún interés extraño que no corresponda al engrandecimiento de Plasencia, de la República y de España.


Seguidamente por el Sr. Interventor se dio cuenta del estado fondos del Ayuntamiento con toda clase de detalles y aunque el acta de arqueo puede hacerla solamente los Sres. Alcaldes saliente y entrante y el pueblo que a los actuales Concejales los ha elegido depositando en ellos su confianza, consideraba que la entrega y todo lo relacionado con este asunto debía de hacerse a presencia de todos, fue aprobada esta idea y después de breve y razonada discusión y para los aquí representados por sus distintas Entidades a ellas pueden dar cuenta, se designó como Comisión a los Sres. Alcalde, Rabazo, Valer y Alonso los que pasaron a Depositaría y después de cumplido su cometido dieron cuenta al Ayuntamiento que todo estaba conforme con el acta de arqueo levantada al efecto.


El Sr. Rabazo preguntó al Sr. Muñoz Simón que dado el estado floreciente del Ayuntamiento porqué cuando lo de la carretera del Puerto dijo que el Ayuntamiento no podía dar nada, contestándole que será mala interpretación puesto que él lo que diría era que por no haber consignación en presupuesto para ello no podía destinarse cantidad alguna para dicho gasto.


No siendo otro el objeto de esta Sesión el Sr. Presidente la dio por terminada ordenando extender la presente acta para ser firmada por los Sres asistentes de todo lo cual yo el Secretario interino certifico.: sobre raspado.”


(Firmas)



 


Celebración de la Proclamación de la Segunda República Española en la Plaza Mayor de Plasencia el día 14 de abril de 1931. Archivo José G. Serna



Modesto Durán Jiménez y su esposa Dª Salud Romero Gómez. Archivo familiar F. Durán


NOTA HISTÓRICA


ACTA DE TOMA DE POSESIÓN PROVISIONAL DEL AYUNTAMIENTO REPUBLICANO EL 14 Y 15 DE ABRIL DE 1931


El cambio de régimen monárquico en España se produjo tras conocerse el resultado de las elecciones municipales del domingo 12 de abril de ese año. La crisis económica producida por el crack del 29, unida a la crisis política de un régimen monárquico desacreditado, junto con el deseo de gran parte de la ciudadanía de un cambio político democrático y de mayor justicia social, se conjugaron para la llegada de la II República.


Plasencia no va a ser una excepción a ese ambiente de cambio. Ya el 29 de marzo, según recoge el profesor F. Flores del Manzano en su libro “La Segunda República en Plasencia y su entorno”, se había celebrado una gran manifestación convocada por las asociaciones obreras de la Casa del Pueblo, entregando un escrito reivindicativo a las autoridades municipales.


A Plasencia le correspondían dieciocho concejales, según la Ley Electoral de 1877 y en consonancia con la población de 10.421 habitantes, acreditada en la rectificación del Padrón de Habitantes de 1929. En las elecciones municipales placentinas del 12 de abril la Agrupación Republicana Socialista obtuvo la mayoría absoluta con 14 concejales, mientras que los monárquicos lograron 4.


Por otro lado un hecho desgraciado en la ciudad vino a ensombrecer la víspera de la proclamación de la República: el asesinato de dos serenos municipales en la madrugada del 13 de abril por un individuo de vida pendenciera, aunque este suceso luctuoso parece ser que no tuvo connotaciones políticas.


A pesar de este infortunado suceso, el ambiente de cambio y de ilusión por comenzar cuanto antes una nueva etapa política prevaleció y movió a una gran parte de los placentinos a salir en manifestación popular la tarde del martes del 14 de abril. Tras ésta, a las ocho de la tarde, los políticos electos republicanos socialistas se presentaron a tomar posesión provisional de sus cargos, siendo recibidos por el alcalde Ulpiano Muñoz Simón, el cual entregó el bastón de mando interinamente a Modesto Durán Jiménez «por ser el Sr. Concejal que mayor número de votos había obtenido; (…) este Sr. en elocuentes y sentidas frases, al posesionarse provisionalmente de la Alcaldía, dio las mas expresivas gracias a todos los que habían contribuido al éxito inmenso del nuevo cambio de régimen, (…) y al saludar al pueblo, y aunque creía de este su noble y leal comportamiento, les interesó el mayor orden y compostura en honor al buen nombre de Plasencia».


Como símbolo de los nuevos tiempos en la sesión de esa misma noche del 14 se acordó izar la bandera republicana en el balcón municipal así como retirar el retrato de Alfonso XIII y la imagen del Corazón de Jesús, «Constituido provisionalmente este Ayuntamiento y proclamada con entusiasmo la República en Plasencia, se colocó en el balcón la correspondiente bandera, ordenando se retirara del salón el retrato del Monarca destronado y la Imagen del Sagrado Corazón de Jesús que se pondrá a disposición del Sr. Vicario de la diócesis, y se suspendió este acto para reunirse nuevamente a las once de la noche».


Reanudada la sesión a las 11 de la noche del 14 de abril, «se dispuso declarar día festivo el de mañana en la localidad», que se rogara al teniente coronel jefe del Batallón Gomera-Hierro para que la banda de dicho Batallón diese un concierto en la Plaza Mayor «y se pase oficio a los Sres. Concejales Monárquicos invitándoles a que provisionalmente se posesionen en el día de mañana a las once, puesto que los deseos son de que las minorías tenga intervención y fiscalicen todo lo que se haga». En la misma sesión se acordó suspender una oposición para dos plazas de auxiliar de secretaría por haber cesado un concejal y su suplente del tribunal opositor.


Continuada la sesión al día siguiente a las 11 de la mañana, ya con los cuatro concejales de la minoría monárquica, también estos quedaron posesionados provisionalmente de sus cargos, saludando el alcalde y poniéndose a disposición de todos «para oír toda clase de reclamaciones (…) que serán resueltas con toda equidad y justicia», explicando «lo que es y se puede esperar de la República», recomendando «a todos paz y orden, terminando sus patrióticas manifestaciones con un viva a la República Española».


Esta provisionalidad de las autoridades quedó subsanada el viernes 17 de abril, tomando ya posesión definitiva y quedando constituida la Corporación con los diferentes tenientes de alcalde y síndico.


Pronto aparecerán disensiones dentro del grupo de gobierno, dimitiendo el alcalde Modesto Durán a finales de junio, continuando paulatinamente otros concejales.


En este contexto, con unos presupuestos aprobados por la anterior Corporación, el nuevo ayuntamiento debió de asumirlos hasta que se elaborasen los de 1932, los cuales fueron incrementados en un veintiséis con cero siete por ciento, destacando un mayor aumento en los conceptos de tipo social, como se puede comprobar en la siguiente comparativa en la que se han extraído los capítulos que se refieren a esta idea:


PRESUPUESTOS DEL AYUNTAMIENTO DE PLASENCIA



Cuyo reflejo gráfico es el que sigue:



Para concluir, podríamos decir que esta primera etapa de la República en Plasencia se caracterizó primordialmente, a pesar de las disensiones entre los propios republicanos y las dificultades inherentes a todo cambio político, por un gran deseo de mejora en los aspectos sociales para el conjunto de los placentinos.