Documento del mes. Enero 2019

PRESENTACIÓN


Los archivos son los depositarios de la memoria de los pueblos, por lo tanto la divulgación de sus fondos contribuye a la recuperación de la misma. Por ello el Archivo Municipal de Plasencia pretende acercar a los ciudadanos el patrimonio documental placentino a través de pequeñas muestras mensuales de documentos municipales, testimonios de nuestro pasado que nos irán ilustrando sobre aspectos inéditos o menos conocidos de nuestra historia.


DOCUMENTO DEL MES. ENERO 2019.


 


Acta reservada suscrita por las autoridades interinas municipales la noche del 28 de diciembre de 1808, ante la inminente entrada de los franceses en la ciudad y en prevención de responsabilidades políticas.


 



 


Miguel Sánchez Ocaña


Miguel Sánchez Ocaña


 


Miguel Sánchez Ocaña


Guía-inventario del lagado Miguel Sánchez Ocaña


Transcripción:


«Valga para el Reinado de S.M. el Sor. Dn. Fernando Septimo.


Reservada


En la Ciudad de Plasencia y a la hora de las seis de la noche de este dia veinte y ocho de Diciembre de mil ochocientos y ocho comparecieron ante my el Escribano de Ayuntamiento de ella y testigos ynfraescritos los Señores Dn. Francisco Serrano Albarez Rodríguez, Corregidor y Subdelegado de la misma y su Partido, Dn. Felipe Hernandez y Dn. Venito Domínguez Cabello, Regidores, Dn. Francisco Baltasar de Cilla y Dn. Juan Nolibos Diputados de el Comun, y Dn. Vicente Quintín Garrido, Procurador Sindico y Personero, y digeron: Que acaban en esta hora de ser nombrados para los ministerios de Justicia y Municipalidad que consta en el acta capitular, que el Pueblo ha celebrado para dicho obgecto, con motibo de la imbasión proxima que se espera y teme de el Exercito frances en este Pueblo, y de haverle desamparado la Autoridades que le regian i la mayor parte de el Vecindario; Y como a pesar de sus ympedimentos , obligaciones, empleos y destinos han tenido la forzosa precision de admitir los encargos que el corto pueblo que ha quedado les ha hecho para que haya quien les represente, quien les dirija y quien les govierne, no pueden menos de expresar por primera diligencia tanto por sy cuanto por esta N. y L. Ciudad y vecindario los puros sentimientos de su honor , de su fidelidad, y de su firmeza, prebiniendo con ellos para en lo subcesibo las consecuencias que pudieran interpretarse perjudiciales a su fiel afecto. En efecto protestan solennisimamente con toda la energia y verdad que dictan las prendas, y el carácter de Nobles y Leales Españoles, que la obediencia que presten a los Gefes y al Exercito Francés, cuya irrupción está próxima, y todos los actos y disposiciones que tomen y ejecuten en virtud de dichas órdenes son otros tantos efectos de el poder, y de las fuerzas superior de dicho Exército y otras tantas violencias para los sentimientos puros de su amor y su lealtad: Que veneran, reconocen, tienen y aman por su Rey y Señor natural al Sor D. Fernando Septimo, a quien gustosamente prestan y prestarán toda submision y obediencia, lo mismo que a la Suprema Junta Central del Reino que representa y ejerce la Soberanía en nombre del propio Rei legitimo y amado, y que por más la fuerza, el rigor y las críticas circunstancias de estos días y tiempos les obliguen a hacer proclamaciones de otro Soberano, prestar auxilios, favor, y socorro al Exercito francés ni a otros cualesquiera Aliado suyo, y por mas que otros cualesquier actos denoten en sí mismos obediencia y respeto a otro Monarca; su intención, su  voluntad, sus deseos y su amor son todos íntegramente para el Sor Dn Fernando Septimo, a quien Dios libre de la opresión, prospere y guarde con felicidad, sin que en tiempo alguno pueda decir que la M. N. y L. Ciudad de Plasencia es de otro Monarca o Rey que el expresado Sor Dn Fernando Septimo, ni que ha titubeado por un momento en prestarle, darle y rendirle el homenaje y Basallage, que legitima y justamente le corresponde. Así lo protestan una y mil veces, lo firman, y lo juran para prevenir todos lols efectos contrarios a estos puros Sentimientos: Y en fe de ello otorgaron y firmaron este Ynstrumento, que por aora debe guardarse en custodia por los peligros y circunstancias a su tiempo colocarse en las actas capitulares; para prenda de la Lealtad que profesa la Ciudad de Plasencia, a todo lo cual fueron testigos Dn Felix Chamorro, Dn Nicolás Anacleto Pulido, y Dn José Joaquin de la Concha de esta vecindad, a quienes y a los Señores otorgantes doi fé conocco


Francisco Serrano Alvarez Rodríguez (rúbrica); Felipe Hernández (rúbrica); Benito Domínguez Cabello (rúbrica); Juan Nolivos (rúbrica); Francisco Baltasar de Cilla (rúbrica); Vicente Garrido (rúbrica).


Ante my, y por mí.


Ventura Delgado Garrido (rúbrica)»


 


NOTA HISTÓRICA


El documento que se muestra este mes forma parte del Legado Miguel Sánchez –Ocaña, conjunto documental de gran valor histórico y cultural que fue donado por D. Miguel Sánchez –Ocaña y López de Berges en marzo de 2003 y ampliado en mayo de 2007. Por ello este gesto de filantropía y generosidad merece ser recordado por todos los interesados en la cultura y el patrimonio.


El Legado se compone de dos fondos documentales: fondo Familia Delgado y fondo Ayuntamiento de Plasencia. Lógicamente la documentación familiar es la de mayor volumen, destacando la referida a Ventura Delgado Garrido, principal personaje de esta saga familiar. Nacido en Riolobos en 1771 en el seno de una familia de labradores acomodados. Cursó estudios universitarios de Filosofía y Leyes en las Universidades de Salamanca y de Valladolid entre 1788 hasta 1796, año en el que se incorporó al ejército, estando destinado en Madrid y posteriormente en Badajoz. En 1804 fue nombrado alcalde de Riolobos. En 1806 el Marqués de Mirabel le nombra titular de una de las dos escribanías que poseía en el Ayuntamiento de Plasencia. Entre 1826 y 1829 fue inhabilitado para el cargo de escribano municipal tras el expediente de depuración política que se le hizo, renunciando posteriormente a la escribanía municipal en marzo de 1834. Así mismo compró dos escribanías del número de Plasencia, en 1808 y en 1833; igualmente y durante un breve tiempo, desde el 7 de enero al 8 de marzo de 1839, fue el alcalde 1º de Plasencia, siendo secuestrado en enero de ese año por una partida carlista.


El documento de este mes forma parte de un expediente personal de 1825 de Ventura Delgado Garrido, en concreto el expediente de purificación abierto contra él tras el Trienio Liberal. En el mismo aportaba como justificante de su conducta patriótica, entre otros documentos, esta acta reservada, al haber permanecido en la Ciudad la noche del 28 de diciembre de 1808 como escribano de las autoridades municipales interinas que no abandonaron Plasencia en un momento tan crítico como el previo a la invasión francesa.


En diciembre de ese año un gran número de tropas francesas habían ido avanzando desde Navalmoral, ocupando el 25 de diciembre Malpartida de Plasencia, a la cual saquearon e incendiaron multitud de casas. Ante la inminencia de la llegada del ejército francés a Plasencia, el corregidor y los componentes de la primera Junta de Gobierno huyeron, al igual que la mayor parte de sus habitantes, como nos revela este documento al señalar « haverle desamparado la Autoridades que le regian i la mayor parte de el Vecindario»,  quedando en torno a unos 60 vecinos que eligieron una nueva Junta de Gobierno.


 Precisamente el acta de la reunión que celebraron estas autoridades interinas, elegidas por este pequeño grupo de vecinos, viene a completar la laguna documental que había en el Archivo Municipal, ya que el libro de las actas capitulares de 1808 concluye a finales de noviembre de ese año. La importancia de este documento viene dada por ser el acta concreta e inédita de la rápida constitución de unas autoridades interinas que afrontaron la delicada situación de la ciudad.