Documento del mes

PRESENTACIÓN


Los archivos son los depositarios de la memoria de los pueblos, por lo tanto la divulgación de sus fondos contribuye a la recuperación de la misma. Por ello el Archivo Municipal de Plasencia pretende acercar a los ciudadanos el patrimonio documental placentino a través de pequeñas muestras mensuales de documentos municipales, testimonios de nuestro pasado que nos irán ilustrando sobre aspectos inéditos o menos conocidos de nuestra historia.


DOCUMENTO DEL MES. ENERO 2021.


Expediente sobre autorización a D. Germán Silva Lozano para la instalación de postes telefónicos entre su casa y la dehesa “La Vinosilla”.


Plasencia, 1891, junio, 16.


Archivo Municipal de Plasencia



 


TRANSCRIPCIÓN


“Señor Presidente y demás individuos que componen el Muy Noble y Leal Ayuntamiento Constitucional de esta Ciudad:


        German Silva y Lozano, mayor de edad y vecino de la misma, con cedula personal de sesta clase, a Vuestra Señoría atentamente dice: Que teniendo proyectado la construcción de un teléfono entre su casa morada y la Dehesa titulada Vinosilla para cuyo efecto necesita la fijación de algunos postes en la vía pública y terrenos del común, es por lo que,


Suplica a Vuestra Señoría se sirvan autorizar debidamente la colocación de indicados postes en los sitios ya referidos. Plasencia siete de junio de mil ochocientos noventa y uno.


German Silva


Acuerdo.


Dada cuenta de esta instancia en sesión ordinaria del día de ayer, el Ayuntamiento por unanimidad acordó conceder la autorización que solicita, siempre que la fijación de dichos postes no entorpezca el transito público.


Tal fue el acuerdo de la Corporación de que yo el Secretario certifico.


Plasencia 11 de junio de 1891.


Vº Bº                                                             


P. Y.               Enrique Sánchez Mazas


El 1er Teniente


José Fontan


Diligencia.


Con fecha 16 de junio de 1891 se pasó al Sr. Silva la comunicación haciéndole saber el anterior acuerdo, Plasencia 16 de junio 1891.


                                                Enrique Sánchez Mazas”.


NOTA INFORMATIVA


En la era de los móviles de altísimas prestaciones que hoy vivimos, hablar de teléfono con cables suena a época primitiva, pero así es el mundo, progresa adecuadamente aunque no siempre para bien, todo ello en relación a uno de los primeros documentos municipales referentes al servicio de telefonía en Plasencia, concretamente el expediente sobre autorización a D. Germán Silva Lozano para la instalación de postes telefónicos entre su casa y la dehesa “La Vinosilla”, documento que adquiere la condición del Documento del Mes de Enero de 2021.


El teléfono es un invento que se atribuye al italiano Antonio Meucci, que construyó un prototipo en 1854, aunque no pudo patentarlo por dificultades económicas. Finalmente, en 1876, Alexander Graham Bell patentó el invento, que pronto comenzaría a extenderse por el mundo.


En España, la primera experiencia con el teléfono tuvo lugar en Cuba, que en aquel momento aún pertenecía a nuestro país. En 1877 se estableció una comunicación telefónica entre el cuartel de bomberos de La Habana y el domicilio particular del vicejefe de los bomberos.


En 1890 se fundó en Barcelona la Sociedad General de Teléfonos, y en 1894 la Compañía Peninsular de Teléfonos. Esta tecnología se extendía rápidamente, y en 1895 existía ya una línea que unía Barcelona con Madrid, pasando por Zaragoza.


La existencia de diferentes compañías en la época, muchas de ellas incluso locales, provocaron una situación caótica, que se resolvió con la creación el 19 de abril de 1924, durante el mandato de Primo de Rivera, de la Compañía Telefónica Nacional de España, el germen de la actual Telefónica (Movistar).


Desde la Gran Vía de Madrid se controlaba toda la telefonía de España, a modo de monopolio, con un capital inicial de un millón de pesetas, participado en esos primeros momentos por la estadounidense International Telephone & Telegraph. El 79,6% de la compañía fue nacionalizado en 1945, pero esa cuota tan elevada se vio reducida en 1967, con una ampliación de capital que coincidió con el inicio de las comunicaciones por satélite.


La instalación de las primeras líneas telefónicas en Plasencia, sucedieron en la última década del siglo XIX causando gran interés entre la gente. En febrero de 1896 se acordó extender una línea de teléfono entre la Ciudad y la Central Eléctrica, algo distante río abajo, para comunicar con rapidez las averías en el suministro. En este mismo año se empezaron a instalarse teléfonos en los domicilios particulares.


Poco a poco la telefonía se fue extendiendo entre comerciantes, industriales, profesionales diversos y clases privilegiadas. Con este medio técnico la ciudad se comunicaba progresivamente con las comarcas y pueblos más próximos.


En junio de 1918 el concejal Doroteo Blázquez defiende la instalación de una central de telefonía en Plasencia similar a la que disponían otras poblaciones importantes de Extremadura. Se solicitó en 1919, pero hubo circunstancias diversas que retrasaron este hito, hasta que en 1926 se llevó a cabo con el nombre de Centro Telefónico Urbano e Interurbano, siendo su directora Mª Josefa Diez. Ya en 1930 se trabajaba en la ampliación de la red telefónica en Plasencia.